Si lo que buscas es que tu auto se mantenga siempre en óptimas condiciones, deberías considerar darle un mantenimiento preventivo con regularidad. Aunque hoy en día no se tenga la costumbre, el mantenimiento preventivo automotriz es muy importante para mantener la buena funcionalidad de tu automóvil.

Este tipo de servicios automotriz consta de la revisión general para disminuir las posibilidades de que exista alguna falla o desgaste con el uso. Este tipo de revisiones incluye la revisión de:

Sistema de lubricación: es necesario proteger el motor y sus piezas que se encuentran en constante movimiento y fricción, por medio de una adecuada lubricación.

Sistema de llantas: esto incluye el balanceo, alineación, montaje y rotación. Ya que son las llantas son el contacto entre tu carro y el asfalto, asegúrate que estén en perfectas condiciones.

Sistema de refrigeración: de este sistema dependerá la temperatura del motor de tu auto.

Sistema de baterías: es muy importante hacer el diagnóstico del estado de la batería en cada mantenimiento preventivo para no tener que cambiarla antes de tiempo

Sistema de frenos: Recuerda que se debe revisar que el líquido de frenos se encuentre en su nivel óptimo cada dos meses aproximadamente