El sistema de suspensión automotriz es una de las partes principales para el correcto funcionamiento de tu auto, por lo que su mantenimiento es fundamental para evitar accidentes en el futuro. Si las partes de la suspensión están dañadas o desgastadas pueden provocar la pérdida del control del automóvil.

El mantenimiento preventivo en este sistema debe realizarse cada 20,000 kilómetros ya el sistema de suspensión tiene una vida útil de 60,000 a 80,000 kilómetros.

¿Cuándo es momento de ir con un especialista?


  • Si existe un desgaste irregular de las llantas
  • Cuando detectas una pérdida de aceite en los amortiguadores
  • Al momento de detectar una excesiva inclinación del tren delantero al frenar
  • Cuando hay una vibración exagerada de las luces al conducir


En GOVI nos especializamos en mantenimiento preventivo y correctivo de la suspensión de todo tipo de automóvil. Si notas algo mal con tu auto, no dudes en contactarme con nosotros para darte un diagnóstico certero.